jueves, 31 de mayo de 2012

Priistas millonarios y peligrosos

#Corrupción

El ex presidente del PRI en Jalisco y Aristóteles tienen cada uno un departamento de 9.5 MDP en un lujoso complejo de Puerto Vallarta, y además crece la lista de funcionarios de Guadalajara que se enriquecieron o tienen un pasado oscuro.

Mansiones, lujosos departamentos y vehículos de último modelo: hay funcionarios que se enriquecieron tras su participación en la administración del actual candidato al gobierno de Jalisco del PRI Jorge Aristóteles Sandoval Díaz.

De hecho quien fuera presidente del PRI en Jalisco, Rafael González Pimienta, adquirió a finales de 2010 un lujoso departamento de más de 9 millones de pesos.

El propio candidato a la gubernatura de Jalisco es dueño de un departamento en el mismo complejo del de su ex dirigente de partido: Icon Vallarta.

Ambos departamentos tienen la misma extensión de 141.56 metros según la declaración patrimonial del candidato y el contrato de compra venta de la propiedad del dirigente.

Por lo tanto, el departamento de Sandoval Díaz no pudo costar 2.8 millones como declaró, sino más de 9 millones.

Una variación de 7 millones en la declaración del ex alcalde de Guadalajara que sin duda debe aclarar.

Por otro lado, ya son varias las pruebas de que varios funcionarios que trabajan en administraciones priistas tienen oscuras vinculaciones a grupos criminales o antecedentes penales de portación de armas y delitos contra la salud.

No solo en el Ayuntamiento de Guadalajara sino también en otras alcaldías priistas como Tlaquepaque.

En Guadalajara se trata de empleados de primer nivel y directores de área que de la noche a la mañana cambiaron su estilo de vida, aun cuando con su sueldo era inexplicable dicha riqueza.

Y aunque son solo algunos los casos documentados, sin duda debe haber muchos más.

Porque Guadalajara es el municipio de Jalisco que más funcionarios “omisos” tiene.

Ni siquiera Zapopan, Tlaquepaque y Tlajomulco de Zúñiga juntos tienen tantos empleados que no hayan cumplido con el Artículo 79 de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos de Jalisco.

Pero al parecer en el municipio tapatío hay mucho que esconder.

Porque hay 1327 servidores públicos que trabajaron en el gobierno de Sandoval Díaz y que a la fecha no han presentado su declaración patrimonial según el reporte del Legislativo de Jalisco.

Además hay casos documentados de funcionarios que adquirieron bienes de valor significativo durante la administración de Sandoval Díaz.

Y que han sido piezas clave en la administración del actual candidato del PRI a la gubernatura de Jalisco.

Como Claudia Delgadillo González la ex secretaria de Desarrollo Social que ahora vive en una lujosa mansión en Puerta de Hierro.

O una directora del área de estacionamientos Rocío del Carmen Duarte Contreras, quien tiene otra mansión a unas cuadras de la de Delgadillo González.

Ambas están vinculadas a José Luis Duarte Reyes, una de los oscuros personajes de los que Sandoval Díaz nunca ha terminado de aclarar su relación.

Pero aunque Sandoval Díaz dice que se trata de una “guerra sucia” con el tiempo solo se han revelado más nombres de funcionarios de su partido y de su administración con un oscuro pasado o una riqueza inexplicable.

Funcionarias favoritas

La relación entre Claudia Delgadillo González y Rocío del Carmen Duarte Contreras viene desde sus familias.

Ambas funcionarias viven en la exclusiva colonia Puerta de Hierro a pesar de que Duarte Contreras percibe apenas 28 mil pesos al mes y Delgadillo González ganaba 80 mil.

Por su parte Duarte Contreras también es dueña de una camioneta BMW X6 y un Mustang de colección modelo 1966.

Y en la cochera de su casa están estacionados al menos dos coches más de lujo: una camioneta Cayenne Porsche y un Audi.

Algunos políticos que conocen la relación de José Luis Duarte Reyes o Tony Duarte con Jorge Aristóteles Sandoval Díaz señalan que la familia de Rocío tiene varias mansiones en la exclusiva colonia.

De hecho, la propiedad en la que vive Delgadillo González la adquirió su padre Roberto Delgadillo Aguayo, apenas en marzo de 2011.

Según información del Registro Público de la Propiedad la familia Delgadillo pasó a vivir de una casa de 80 metros cuadrados a una mansión de más de cinco veces el tamaño de su primera vivienda.

Y esto a pesar de que Delgadillo González lleva laborando en el Ayuntamiento desde hace varios años, inclusive como regidora en la administración pasada.

Ayuntamientos con antecedentes penales

Ya son muchas las coincidencias: un gran número de empleados que trabajaron en la administración del actual candidato a la gubernatura de Jalisco Jorge Aristóteles Sandoval Díaz tienen antecedentes penales.

Por delitos contra la salud y portación de armas prohibidas principalmente.

Y aunque la versión de sus áreas de comunicación es que el alcalde no contrató directamente a ninguna de las personas con oscuros expedientes, la realidad es que a la fecha el candidato no ha aclarado sus relaciones con estas personas.

Raúl Ochoa González, abogado del Ayuntamiento de Guadalajara fue fichado apenas en 2008 por portación de armas.

Por el mismo delito -además de homicidio- fue consignado Gerardo Ramírez Bravo, otro empleado que aparece en la nómina de Guadalajara, en los 80.

Por su parte José Segundo Rubio, otro empleado del Ayuntamiento, fue fichado en 1992 por el delito de homicidio.

Otros funcionarios como Alejandro Serrano Cervantes y Victoriano Manzano Muñoz fueron consignados en los 70 y 80 por estupro y por asalto respectivamente.

Y aunque los antecedentes de algunos pueden parecer muy antiguos, tanto panistas como priistas los vinculan con oscuros intereses.

Aunque en los casos de Nicolás Segura Salas -empleado del Ayuntamiento de Tlaquepaque- y el de Ochoa González, la relación con el crimen es reciente.

Porque Segura Salas fue detenido apenas en julio de 2011 luego de un enfrentamiento en el que fue identificado como presunto narcomenudista.

Y además está fichado en 2008 por “delitos contra la salud”.

Otro oscuro historial que se suma a la larga lista de relaciones peligrosas del PRI en sus gobiernos locales.

Vecinos en Icon Vallarta

El ex dirigente del PRI Jalisco y el actual candidato al gobierno de Jalisco tienen cada uno un departamento de 141.56 metros cuadrados con un valor de 9.5 MDP en Puerto Vallarta

El lujoso complejo de tres torres con tres piscinas Icon Vallarta es un proyecto arquitectónico moderno.

Los mapas en su página de Internet indican las ofertas de departamentos con vista al mar y a la montaña que permite la ubicación de las torres.

En este mismo complejo en el que Rafael González Pimienta obtuvo un departamento a finales de 2010, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz compró el suyo.

Y aunque según la versión del candidato a la gubernatura de Jalisco su departamento costó solo 2.8 millones de pesos, la evidencia indica otra cosa.

Porque en su declaración patrimonial Sandoval Díaz establece que su departamento tiene una extensión de 141.56 metros, que es la misma del departamento de González Pimienta.

Confiando en la declaración patrimonial de Sandoval Díaz, el departamento del ex dirigente del PRI y el actual candidato a la gubernatura de Jalisco debieron costar lo mismo.

Pero dicha declaración fue avalada por el Notario 13 de Tlaquepaque, Samuel Fernández Ávila padre de Mariana Fernández, diputada local por el distrito ocho y vocera de la campaña de Sandoval Díaz.

Dependiendo la fecha en que se adquirió el departamento el precio no podría variar tanto entre uno u otro año, sobre todo considerando que el proyecto es nuevo pues se inició apenas en 2009.

Por lo tanto la propiedad de Sandoval Díaz no costó 2.8 millones, ni 7.2 como posteriormente señaló el PAN, sino más de 9 millones de pesos.

Un valor incosteable para un funcionario con los ingresos que reportó el ex alcalde de Guadalajara.

Y llama la atención además que ambos priistas sean vecinos y el candidato a la gubertura por el PRI no estuviera enterado de que el dirigente de su partido era su vecino.

Hay varios cuestionamientos que surgen del hecho de que tanto Sandoval Díaz como González Pimienta hayan adquirido una propiedad en el mismo complejo.

Porque si la adquisición no corresponde a sus ingresos, podría tratarse de un caso de enriquecimiento ilícito, a menos que expliquen y comprueben lo contrario.

En tal caso ¿para qué mintió Sandoval Díaz si compró su departamento de forma completamente legal?

Es algo que hasta la fecha no se puede aclarar por parte de su coordinación de campaña, ni por parte del PRI en Jalisco.

La riqueza de los González Pimienta

El ex dirigente del PRI de Jalisco Rafael González Pimienta adquirió a finales de 2010 un departamento valuado en 9.5 millones de pesos en Puerto Vallarta.

Está ubicado en un moderno complejo llamado Icon Vallarta, que se encuentra en la calle Paseo de Las Garzas 140 en la Zona Hotelera Norte de dicho municipio.

Es información documentada por Reporte Indigo en el Registro Público de la Propiedad del Estado.

El caso adquiere dimensiones mayores si se toma en cuenta que el hijo de González Pimienta es el actual alcalde de Puerto Vallarta.

Salvador González Reséndiz es el presidente municipal de dicho municipio y su hermano Rafael, el presidente del Comité Municipal del PRI.

Ramón Demetrio Guerrero Martínez quien fuera diputado local del PAN y actual del candidato a la alcaldía de Vallarta por Movimiento Ciudadano, ha acusado en diversas ocasiones a esta familia de “saquear” el puerto.

De hecho señala que luego de esta administración se generó una deuda de 2 mil millones de pesos derivada de la presunta corruptela que indica de esta familia.

Ahora el nuevo cuestionamiento viene al ver las fotografías del lujoso departamento con dos terrazas, una con vista a la montaña y la otra con vista al mar.

Un lujo que debería respaldarse con una declaración patrimonial, porque el último cargo que ocupó fue como presidente del PRI de Jalisco.