jueves, 21 de junio de 2012

Por cuarta vez, ordena el Ifai al SAT dar nombres de beneficiados por cancelación de créditos fiscales

  • Se refiere al ejercicio 2007, en que 679 mil 35 personas físicas y morales quedaron en tal supuesto
  • Sería grave ocultar esos montos descomunales que benefician a un grupo de privilegiados: comisionado
Elizabeth Velasco C.
Periódico La Jornada
Jueves 21 de junio de 2012, p. 15

El pleno del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (Ifai) ordenó por cuarta ocasión al Servicio de Administración Tributaria (SAT) que difunda los nombres de las 679 mil 35 personas físicas y morales que resultaron beneficiadas con la cancelación de los créditos fiscales en 2007, por un monto de 73 mil 960 millones de pesos.

Por mayoría de votos, los comisionados del Ifai retomaron el criterio de máxima publicidad que ese organismo asumió contra el SAT, en 2009 y 2010 (en sus recursos 6030/09, 3880/10 y 7806/10), y a la par ordenaron difundir el número de crédito, los motivos de la generación y cancelación del crédito fiscal y el monto del crédito.

Con ello, dejaron sin efecto la reserva que nuevamente había establecido el SAT por 12 años, bajo el argumento de que revelar los nombres de las personas beneficiadas afectaría la protección de datos y el secreto fiscal que está obligado a tutelar.

Contra la apertura de la información votaron los comisionados Sigrid Arzt y Gerardo Laveaga, ambos vinculados con el área de seguridad de Felipe Calderón.

Arzt, ponente de este recurso 297/12 contra el SAT, precisó que resolvía a favor de la apertura en concordancia con el criterio adoptado por el Ifai, respecto de que el interés público prevalece sobre la reserva del secreto fiscal, pero mantenía su voto disidente de la misma forma en que lo hizo con los tres casos anteriores.

El comisionado Ángel Trinidad advirtió que sería de extrema gravedad ocultar esos montos descomunales que benefician a un grupo de privilegiados. Según el propio SAT, se cancelaron 15 créditos que son de entre 100 y 500 millones de pesos; 166 más de entre 25 y 100 millones de pesos; mil 729 que van de 5 a 25 millones de pesos, y 8 mil 843, de uno a 5 millones de pesos.

“El dato es así de genérico, así de impreciso. No sabemos de estos 15 créditos cancelados: ¿únicamente 14 son por 499 millones de pesos y uno por 100 millones de pesos, o cuántos son de 100 y cuántos de 500 millones?, planteó.

Otros datos planteados por el SAT refieren que, por incosteabilidad, el organismo canceló 557 mil 683 créditos (78.4 por ciento del total) por un importe de 67 mil millones 487 mil pesos, es decir, 91.2 por ciento del monto total.

La comisionada Jacqueline Peschard propuso fortalecer la resolución del Ifai con la inclusión en el recurso de la sentencia emitida por la juez Paula García Villegas (la 1767/2010), luego de que un particular promovió un juicio contra el SAT.

Peschard se refirió a la sentencia del sexto tribunal colegiado en materia administrativa, que a principios de 2010 revocó una suspensión que había favorecido al SAT, el cual acudió al Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa para detener el primer fallo de los comisionados.

Peschard advirtió que, de acuerdo con el fallo de la juez, la información que tenga que ver con las cancelaciones de créditos, por tratarse de las contribuciones que debe recibir el erario, debe de ser del conocimiento público.

Maniobras legales

Pese a ello, el SAT se ha valido de diversas maniobras legales para frenar la apertura de los archivos oficiales. En entrevista, el comisionado Trinidad recordó que el SAT acudió ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para evitar el cumplimiento de las resoluciones del Ifai, bajo el argumento de que se viola el derecho humano de las personas a mantener bajo resguardo sus datos personales y patrimoniales.

Por ese motivo, el Ifai promovió en 2010 ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una controversia constitucional contra la CNDH, por invasión de esferas. En 2011, la SCJN desechó, por notoriamente improcedente, el recurso interpuesto por el órgano de transparencia.

El SAT, por su lado, alega que fue el Congreso de la Unión el que autorizó, en la Ley de Ingresos de la Federación para 2007, la cancelación de los créditos fiscales con imposibilidad práctica de cobro o incosteables. Dicha ley fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 27 de diciembre de 2006.

En la versión pública sobre el proceso que siguió a la cancelación de los créditos fiscales referidos, elaborada por el SAT tras la conciliación que acordó con la CNDH, ese órgano fiscal indica que de los 711 mil 626 créditos fiscales, 557 mil 683 (78.4 por ciento del total) se cancelaron por incosteabilidad; éstos representan 91.4 por ciento de los 73 mil 960 millones de pesos. El resto, 153 mil 934, se cancelaron por imposibilidad práctica de cobro, ya que mil 594 personas habían fallecido y 152 mil 349 créditos correspondían a personas no identificadas.

Respecto al cumplimiento de la cuarta resolución del Ifai, Trinidad advirtió que dado que el instituto no tiene dientes, la única opción es que el solicitante de la información acuda a la Corte, ya que no resolvió el fondo del asunto en la controversia constitucional que presentó el Ifai contra el SAT. Esa información se tiene que revelar para, como indicó la juez en su momento, evitar suspicacias y no pensar que hubo beneficiados.