jueves, 21 de junio de 2012

Piden redefinir la televisión pública


REFORMA



Expertos dicen que los intentos que ha habido para la creación de una TV pública han fallado, porque no se ha modificado su estructura gubernamental


México requiere redefinir el tipo de televisión pública que existe, ya que los actuales modelos, como el Canal 11, Canal 22 y TV UNAM, no son adecuados, aseguraron analistas.


De acuerdo con expertos, se trata de medios meramente gubernamentales que incurren en altos gastos con mala planeación, generan burocracia y no cuentan con la participación ciudadana.


"Canal 11, Canal 22, TV UNAM, son modelos de TV pública que me parecen superados por la realidad, se han llenado de burocracia con costos excesivamente altos, y son el espacio para el político en turno, sin independencia editorial", comentó Jorge Fernando Negrete, director de MediaTelecom Policy and Law.


Ante la coyuntura de la licitación de dos frecuencias y canales de TV digital abierta, agregó que el actual modelo, influenciado por los gobiernos de los años 70 y 80, no tiene lo que se necesita en la TV pública, ofrecer contenidos de calidad y considerar la convergencia tecnológica, al tener un pie en la oferta de servicios de valor agregado.


Lo mismo sucede con los canales permisionados de los gobiernos estatales, ya que cada estado cuenta con su canal, a excepción de Sonora y Yucatán que cuentan con concesión de TV abierta, donde el contenido depende del Gobierno local, detalló.


La TV pública en el País debe ser independiente, vanguardista y que fortalezca la pluralidad a través de sus contenidos, dijo.


No debe ser parte del Organismo Promotor de Medios Audiovisuales (OPMA), indicó, que depende de la Secretaría de Gobernación pues se trata del área de censura del Gobierno y es necesario que la TV pública cuente con características de independencia editorial, presupuestal, administrativa y operativa.


Gabriel Sosa Plata, analista en telecomunicaciones, agregó que los intentos de tener TV pública en México han sido fallidos.


"Los intentos que ha habido para la creación de una TV pública nacional o regional han sido poco satisfactorios, porque no se ha modificado, entre otros aspectos, su estructura gubernamental, sus órganos de decisión no se han ciudadanizado, no tienen defensores de audiencias", detalló.

Para Jorge Fernando Negrete, el esquema de TV pública en México debería basarse en el modelo español, con un consejo consultivo, un comité ciudadano, con presupuesto autorizado por el Congreso y que llegue a todo el País respetando la pluralidad cultural.


Sosa Platas agregó que en el mundo existen esquemas de TV pública que han funcionado ya que cuentan con comités ciudadanos y están desvinculados del Gobierno.


"El argentino es un modelo interesante, es una TV en la que participan diferentes sectores, con un consejo en el que participa la sociedad, universidades y diferentes instancias de Gobierno", explicó el analista.


Rogelio Espinosa, abogado especialista en telecomunicaciones, comentó que el modelo de la BBC de Londres es un ejemplo a seguir para una TV pública en México.