viernes, 18 de mayo de 2012

Al simi sobrino lo aplasta la elefanta


Joel Ruíz

Para el candidato del PRI-PVEM a la jefatura delegacional en Miguel Hidalgo, Xavier González Zirión, fue debut y despedida. Quedó claro que no es lo mismo la denuncia pública a través de espectaculares y camiones, a la organización de una campaña política en forma.

En su primer evento mostró su pobreza política, junto con la de sus asesores, y dejó abierta la elección a dos candidatos, Miguel Errasti del PAN y Víctor Hugo Romo, de la coalición PRD-PT-MC.

El pasado lunes apareció montado en la elefanta “Mimi” en un parque de la colonia Popotla, lo que le valió una carretada de críticas de agrupaciones defensoras de los animales, políticos y denuncias ante las autoridades ambientales federales y locales.

Lo anterior fue la forma más estúpida que he visto en que un candidato dilapida su capital político. Antes de que iniciara la contienda de manera oficial, Xavier González Zirión estaba empatado con sus contrincantes, tanto en conocimiento como en la preferencia electoral, es decir tenía consigo un tercio del electorado de la Miguel Hidalgo, que para arrancar campaña era más que bueno.

Con lo sucedido aumentó su nivel de conocimiento entre la población, pero de la misma forma incrementaron sus puntos negativos, por lo que en una campaña tan corta, de apenas mes y medio y con resbalón de ese tamaño, se puede decir que está muerto, electoralmente hablando.

Ahora las cosas se ponen interesantes en la Miguel Hidalgo. En primera no es cierto que Víctor Hugo Romo las traiga todas consigo. La diferencia con Miguel Errasti es apenas de tres o cinco puntos de diferencia, es decir existe un empate técnico en el que los dos aspirantes se van a pelear con todo por los votos que dejó tirados el abanderados del tricolor y del tucán.

Esto apenas empieza y habrá que ver cuál de los dos come más pinole para convencer a la ciudadanía de que es la mejor opción.

Esta es una demarcación a la que no habrá que perderla de vista, pues se avizora una final de fotografía y en la que el Instituto Electoral del Distrito Federal tendrá mucha chamba.

PAN. No es que en este espacio se tenga un motivo en particular para cuestionar a Acción Nacional, pero ellos solos se dan el balazo en el pie. Para muestra dos botones.

La Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación echó abajo la candidatura de Jaime Rochin a la delegación Cuauhtémoc, todo porque la dirigencia local del partido no le aceptó unas firmas para el registro de Rafael Guarneros Saldaña.

Ahora está obligado a realizar nuevas elecciones en las que seguramente ganará Rochin, pero ya perdió tiempo para promover su imagen.

El otro caso es el de Federico Manzo, quien anda sumido en la depresión porque le quitaron su candidatura a diputado federal. Aquí el asunto es que por 98 pesos le acusan de gastos de campaña. Dicen que cuadró bien las cifras, pero de nuevo en el regional le echaron la mano, pero para dejarlo fuera.

MÚSCULO. El Movimiento de Equidad Social de la Izquierda, que encabeza la familia Raigosa Anguiano está dispuesto a mostrar su músculo en Iztapalapa y para el próximo domingo, fecha en que inicia la campaña de Dione Anguiano, organizará un macro evento en Cabeza de Juárez, donde tiene previsto meter a 20 mil personas. Habrá que esperar al domingo a que se cumplan las expectativas.