lunes, 26 de marzo de 2012

Mamá de Paulette anuncia que demandará a Peña Nieto


Contraste Web

paulette

Ciudad de México.- A dos años de la muerte de la niña Paulette Gebara, su caso no está complemente cerrado y su madre Lizette Farah explota contra las autoridades que en ese momento participaron en la investigación que escandalizó a la sociedad mexicana por el ‘enjambre’ de dudas e insatisfacciones que quedaron a la deriva.

Al sentirse dañada y acosada por los señalamientos hacia su persona, Lizette Farah aseguró que el 7 de septiembre del 2011 presentó una demanda contra el Gobierno del estado de México, particularmente contra Enrique Peña Nieto, quien en ese entonces era gobernador, el procurador Alfredo Castillo el ex procurador Alberto Baz y Sandra Yadeum Angulo, que fue la sicóloga que participó en el caso.

“Lo estoy haciendo porque se pisotearon mis garantías individuales y yo como ciudadana mexicana tengo todo el derecho a que se resarza el daño. Y el daño se puede resarcir con esta demanda”, dice Lizette madre de la pequeña Paulette Gebara, quien murió hace dos años asfixiada “accidentalmente” en su propia cama.

Le niegan ver el expediente

En entrevista con la periodista Anabel Hernández, Lizette Farah denuncia que a dos años de la muerte de su hija, en el estado de México se he ha negado el acceso al expediente sobre las causas y circunstancias del fallecimiento, por lo que piensa que no fue un accidente, como indica la versión oficial.

La mujer señala que tampoco ha tenido acceso a la justicia para reparar el daño moral que le causaron las instituciones del Estado de México y quienes las encabezaban.

“Son una una mujer sola, desesperada, en contra de todo el mundo”, expresó la mamá de Paulette, quien se dice víctima de acoso físico, pues en la calle, la insultan, le escupen y en reuniones sociales, hay quienes se levantan de la mesa ante su presencia. Además señala que nadie le da trabajo. Y a través de Twitter y Facebook, se hacen bromas crueles a sus costillas.

Por si fuera poco, recuerda que hace unas semanas, alguien dijo en Twitter que intentó matarla con veneno para ratas.

Las dudas en torno al caso

En marzo de 2009, una historia conmovió y hasta indignó a la sociedad mexicana, cuando Paulette Gebara Fara, de 4 años de edad y con discapacidad motora y de lenguaje desapareció en su cuarto.

El hecho se dio en un lujoso condominio en Interlomas, en el municipio de Huixquilucan, estado de México.

Los padres comenzaron la búsqueda de la pequeña, la cual parecía que se ha había tragado la tierra.

Unas de las principales sospechosas fue Lizette Farah, a quien le fabricaron un perfil sicológico que arrojaba que era una madre “fría”, “audaz” y “muy distante de la parte afectiva” y “calculadora”, capaz de cometer un homicidio.

Además las nanas que cuidaban a la pequeña dijeron que en la mañana de su desaparición, Mauricio Gebara le dijo a una de ellas que Paulette estaba con una doctora y que luego regresaría.

Pero por las relaciones entre Gebara y empresarios y políticos con el entonces gobernador del Estado de México Enrique Peña Nieto, las líneas de investigación contra Mauricio fueron desechadas y como única sospechosa quedó Lizette, quien estaba a punto de separarse de su esposo antes de la desaparición de su hija.

A 9 días de que se reportó la desaparición de Paulette, la pequeña fue encontrada muerta en la piecera de su cama.

El hallazgo causó extrañeza, pues elementos de la PGJEM se quedaran en el departamento y tras un inexplicable apagón en todo el edificio que dejó fuera de servicio el circuito de video de seguridad interna.

Las suspicacias se alimentaron además porque las imágenes del hallazgo del cuerpo no fueron protegidas por la PGJEM, tal como lo establece la ley.

Las autoridades informaron que la niña había estado en el mismo lugar durante nueve días a pesar de que la policía había buscado en la habitación usando perros entrenados.

Con información de agencias.