sábado, 10 de marzo de 2012

De la medicina y sus venenos… - Julio Ricardo Blanchet Cruz

Opiniones y Comentarios

De la medicina y sus venenos…

Si la medicina ha dejado de ser el apostolado que antaño fue, convirtiéndose ahora en un sucio negocio, es debido a la perversa industria químico-farmacéutica. Que no solamente ha echado a perder a los médicos con sus “modernos medicamentos”…

Según esto respaldados por protocolos y estudios “científicos “ que le indican al facultativo qué es lo que debe de recetar a sus pacientes; y, sin más, así lo hacen…

Con la salvedad que a los médicos que más recetan su productos, los laboratorios químico-farmacéuticos los invitan, pagándoles todo, a convenciones en lujosos hoteles para presentarles sus innovaciones; que en muchos casos resultan más perjudiciales para la salud, que benéficos…

Como fue el caso de la famosa Talidomida, que se les recetaba a las mujeres embarazadas para sus mareos y nauseas; y que acabó siendo un producto que mal formaba al feto. Dejando toda una generación de “talidomidos” deformes y por ende minusválidos…

Y como ahora bien siendo el caso del socorrido “PARACETAMOL” que según estudios es el causante del dengue hemorrágico. Valiendo comentar, que el Dengue es un padecimiento extendido desde hace mucho tiempo, que se le conocía coloquialmente como “dengue, gripe o trancazo”; pero nunca fue de consecuencias fatales…

A continuación se transcribe una entrevista con el Prof. Dr. Renán Marino, profesor de Pediatría en la FAMERP (FACULDADE DE MEDICINA DE SAO JOSE del RIO PRETO-SP),..

El Dengue es una enfermedad “virósicae”, pariente de la hepatitis C, y siempre fue benigna, es decir, nunca mató a nadie. ¡Y NO MATA!...

Eso hasta 1957, cuando surgió en el mercado la droga llamada PARACETAMOL.
Inmediatamente indicada como tratamiento para el Dengue, por Ministerios de Salud, a pesar de no existir ningún estudio EN TODO EL MUNDO, que compruebe la eficacia de este VENENO en el tratamiento del Dengue…

Fue solo a partir de 1957, cuando el Dengue comenzó a derivar en muertes. El PARACETAMOL es una droga que destruye el hígado del paciente…


El virus de la hepatitis C, de por sí ya “detona” el hígado; y con el veneno del PARACETAMOL, ese hígado es destruido, lo que lleva al paciente a la muerte…


El Dengue hemorrágico, nada más es la reacción del organismo cuando el hígado, destruido por el PARACETAMOL, provoca la muerte del enfermo…


Y todavía, agrega el Profesor y Dr. Renán Marino, si el paciente NO TOMA PARACETAMOL, tendrá todos los síntomas del Dengue: malestar, fiebre, dolores en las juntas, vómitos, comezones y dolor en los fondos de los ojos, pero, después de una o dos semanas, estará VIVO y bien…


PERO SI TOMA PARACETAMOL, corre el riesgo de morir…

Y pensar que ESTE VENENO, continúa diciendo el Dr. Marino la gente les da a sus hijos sin ninguna prescripción médica...

En los Estados Unidos e Inglaterra, este veneno está prohibido hace tiempo. Es más, en Inglaterra, es usado como forma de suicidio…


Tomando 10 pastillas del veneno llamado PARACETAMOL, en cinco días, el hígado es destruido y si no se hace trasplante, es muerte segura…


Por eso es conveniente informar sobre esto a amigos y familiares…


Según el médico Prof. Dr. RENÁN MARINO, es mejor tomar DIPIRONA y sus derivados, pues no son metabolizados en el hígado…

¿Hasta cuándo gobiernos de juguete, continúo diciendo el Dr. Marino, como lo es el nuestro, permitirán que se siga jugando con la vida de sus habitantes?...


¿Hay alguien que pueda refutar esta información, a nivel científico?...

Y si encima de eso observamos que los médicos, por comodidad, han perdido la capacidad de diagnosticar (hacer clínica) pues por regla general a sus pacientes los envían a los laboratorios de análisis clínicos (los que en la mayor parte de los casos les pagan un buen porcentaje de los enfermos que les mandan) se entenderá que la medicina poco o nada ya tiene que ver con la salud…

Bien decía Ralph Waldo Emerson, destacado filósofo, escritor y poeta norteamericano (1803-1882) “La primera riqueza es la salud”…

Los Gobiernos de todo el mundo deberían entender que “La salud vale más que la instrucción”. Cuando menos según la muy valiosa opinión de Thomas Jefferson (13 de Abril de 1743-4 de Julio de 1826) tercer presidente de los EEUU de 1801 a 1809. Al que se le considera el principal autor de la Declaración de Independencia en 1776…

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

jrbc@diariolibertad.org.mx