miércoles, 14 de marzo de 2012

Cayó México 11 sitios en competitividad: Asomoza

Se invierte muy poco en conocimientos

Laura Gómez
Periódico La Jornada
Miércoles 14 de marzo de 2012, p. 41

En la década pasada, México perdió 11 lugares en materia de competitividad, ubicándose en el sitio número 50, pues el monto de recursos destinados al impulso del conocimiento es muy bajo, apenas 0.4 por ciento del presupuesto nacional, cuando esta área es generadora de riqueza y podría colocarnos a nivel de países como Brasil o Corea, afirmó René Asomoza, director del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional.

Durante el anuncio de la segunda Feria de Innovación Tecnológica de la ciudad de México, del 21 al 23 de marzo, señaló la importancia de conjuntar en un espacio a científicos y empresarios para alentar el desarrollo de productos y servicios en salud, telecomunicaciones y servicios gubernamentales, pues aun cuando hemos tenido un repunte en materia de patentes, siguen siendo más de extranjeros.

La fuga de cerebros continúa, pero en un mercado globalizado permite contar con nuevos nichos que debemos explotar. Sabemos que viene un cambio de gobierno, pero debemos dar continuidad, sobre todo cuando en la capital tenemos los centros de investigación más grandes del país, aunque no el apoyo necesario para la ciencia, tecnología e innovación, afirmó.

El presupuesto aprobado para este año es de 2 mil millones de pesos, similar al de 2011, sin inflación, y se tienen 300 millones de pesos de financiamiento externo, cuando el gobierno federal debe ver cómo apoyarse en la ciencia para impulsar el desarrollo del país y generar más riqueza, pues hoy las empresas que no inviertan en investigación propia o ligada a centros de investigación no van a sobrevivir mucho tiempo, advirtió.

América Padilla, directora de vinculación empresarial y patrimonio intelectual del Instituto de Ciencia y Tecnología (ICT), señaló que ya figuramos en materia de patentes, pues de 180 solicitudes y 62 concedidas en 2006 se incrementó a 308 y 102, respectivamente, casi el doble, aunque nunca se habían rebasado las 200 solicitudes, y el número de peticiones representó 30 por ciento a escala nacional, con mil 65.

La autorización, sin embargo, tarda hasta 48 meses, por lo cual se planteó al Instituto Mexicano de Propiedad Industrial “ver cómo se hace fast track, pues no podemos esperar tanto porque la tecnología se vuelve obsoleta. De ahí la importancia de acercar a los investigadores con los inversionistas para que apoyen sus proyectos”.

El titular de la Coordinación General de Modernización Administrativa del DF, Irak López Dávila, adelantó que se trabaja en la creación de un número único de atención en materia de servicios, similar al que tiene Estados Unidos con el 311, pues es difícil tener en mente 200 números telefónicos para ver fugas, baches u otras cuestiones.