jueves, 15 de septiembre de 2011

En siete meses subió 69% el robo de combustibles de Pemex

Se sustrajeron un millón 819 mil 416 barriles; las pérdidas, de $3 mil 500 millones

Los ductos del país están tomados por bandas del crimen organizado, asociadas a grupos fuertemente armados, reconoce la petrolera

Saqueo diario de 200 pipas de energéticos

Foto
Personal de Pemex revisa una toma clandestina de combustibleFoto Víctor Camacho
Víctor Cardoso
Periódico La Jornada
Jueves 15 de septiembre de 2011, p. 26

El robo de combustibles a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) durante el periodo enero-julio de este año mostró un inusitado incremento de 69 por ciento respecto del mismo periodo de 2010, para ubicarse en un millón 819 mil 416 barriles, contra un millón 77 mil 990 barriles del año pasado, informó la empresa.

El combate al robo de combustibles parece una batalla perdida, al menos en los siete meses de referencia. Informes oficiales de la paraestatal reconocen: El incremento de las tomas clandestinas y en el volumen estimado de robo se debe a que los sistemas de ductos del país están tomados, prácticamente, por bandas del crimen organizado, asociadas a grupos fuertemente armados.

Los daños para la empresa, sólo por el valor que tendría el combustible en el mercado negro, se calculan en 3 mil 500 millones de pesos. Pero, según las autoridades de la petrolera, el ritmo de crecimiento de este ilícito permite estimar que hacia finales de año el daño patrimonial sólo por el precio de productos sería de unos 6 mil millones de pesos.

Adicionalmente se contabilizan las pérdidas por el costo de reparación de los daños a la infraestructura de ductos, que cálculos oficiales estiman entre 60 mil y un millón de pesos.

El volumen de combustible robado a la empresa paraestatal por la delincuencia organizada permite dimensionar el daño: según estimaciones de Pemex, la sustracción ilegal de productos de su red de ductos equivale a unos 20 mil barriles diarios, es decir, cerca de 3.2 millones de litros, cantidad suficiente para llenar al tope más de 200 pipas (carrostanque) al día.

Pemex se quejó de que a pesar de las dimensiones alcanzadas por este tipo de ilícitos y las acciones para descubrirlo, como auditorías técnico-operativas en la red de ductos, la Cámara de Diputados no ha fijado todavía la fecha de revisión del dictamen sobre reformas y adiciones a diversas disposiciones de los códigos Penal Federal, Federal de Procedimientos Penales y de la Ley Federal Contra Delincuencia Organizada, en materia de robo de hidrocarburos, emitido por el Senado de la República.

Según el último reporte divulgado sobre robo de combustibles, correspondiente a agosto, en los ocho meses del periodo, personal de la paraestatal identificó y clausuró 856 tomas clandestinas. De ellas, la mayoría, 609, correspondieron a poliductos por donde se transportan productos petrolíferos y en especial gasolinas; otras 187 tomas clandestinas fueron de oleoductos (para transporte de crudo) propiedad de la filial Pemex-Refinación; 21 más fueron encontradas en ductos de Pemex Exploración y Producción y 39 adicionales en tuberías de Pemex Gas y Petroquímica Básica.

Según el reporte, hasta agosto de este año Sinaloa se mantuvo como la entidad más dañada por la comisión del delito de robo de combustibles. En ese estado de identificaron 225 tomas clandestinas en ductos de Pemex, que representaron 26 por ciento del total. Le siguieron Veracruz, con 17 por ciento, y Tamaulipas, con 10.

Como parte de las acciones que derivan de ese tipo de ilícitos, el área jurídica de la petrolera presentó las denuncias correspondientes y puso a disposición de las autoridades competentes a 79 presuntos delincuentes que fueron encontrados en flagrancia, indica el reporte. De estos detenidos, 75 fueron consignados por el delito de robo de hidrocarburos a través de tomas clandestinas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

lovely jubbly fantastic thanks so much

my web site ... accident claims