miércoles, 6 de junio de 2012

Reafirma #YoSoy132 perfil anti Peña


En el pronunciamiento se insiste además en la demanda de juicio político al Presidente Felipe Calderón por las muertes en la lucha anticrimen
Verónica Sánchez y Daniela Rea Grupo Reforma / Ciudad de México (5 junio 2012)



12
El pronunciamiento contra el candidato del PRI se resolvió en términos de protestar no contra su persona, sino contra lo que él representa.
FOTO: Luis Castillo
El movimiento #YoSoy132 se definió como una expresión apartidista, anti Enrique Peña Nieto, anti neoliberal y con disposición a unirse con otros sectores agraviados.

El pronunciamiento contra el candidato del PRI se resolvió en términos de protestar no contra su persona, sino contra lo que él representa, como se propuso en la asamblea general del pasado 30 de mayo realizada en las islas de Ciudad Universitaria.

"Creemos que existe suficiente evidencia para demostrar que la cara actual de ese viejo régimen es el candidato Enrique Peña Nieto y el proyecto que éste representa. Aclaramos que no se trata de odio ni de intolerancia contra su nombre, sino hartazgo e indignación ante lo que el candidato del PRI representa", indica el texto aprobado por la Primera Reunión Nacional Interuniversitaria de Representantes y Voceros.

En el pronunciamiento se insiste además en la demanda de juicio político al Presidente Felipe Calderón por las muertes provocadas por su estrategia contra el crimen organizado.

La discusión alrededor del tipo de voto que promueve el movimiento fue la más controvertida. Hubo dos posturas marcadas: la primera, neutral, pedía voto libre e informado sin pronunciarse sobre el voto nulo o útil y el abstencionismo; la segunda llamaba a un voto crítico e informado, y rechazaba el voto nulo. Ganó la primera postura.

"Respetamos el voto libre crítico e informado para quien ha decidido dar la lucha electoral, pero respetamos cualquier lucha política mas allá de las elecciones, como Cherán, Ostula y el ejemplo de las comunidades autónomas. Y llamamos a la conjunción de las fuerzas, a unirnos y organizarnos en la transformación del Estado Mexicano", se lee en el texto que se aprobó por 32 votos, frente a 27 de la segunda propuesta.

Al filo de las 22:00 horas, cuando se abordaba el punto, un grupo de 20 estudiantes llegó a la Facultad de Arquitectura para pronunciarse a favor del voto nulo. Gritaron afuera del auditorio y exigieron una asamblea abierta. Adentro, la asamblea respondió con un "¡unidad, unidad!".