domingo, 1 de abril de 2012

Persisten las pérdidas para Pemex por invertir en Repsol

Manipulaciones por el oro negro

De agosto de 2011 al viernes pasado, la merma es de mil 123 millones de pesos

La paraestatal compró millones de acciones a 19.92 euros; hoy están en 18.82

Foto
Pemex inició el 29 de agosto la compra de la participación adicional de 4.6% en la española Repsol-YPF, con lo que completó una tenencia accionaria total de aproximadamente 9.5%Foto José Carlo González
Foto
Israel Rodríguez J.
Periódico La Jornada
Domingo 1º de abril de 2012, p. 2

La inversión de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la española Repsol tuvo una pérdida de valor de mil 123 millones de pesos, desde que fue realizada en agosto de 2011, de acuerdo con la más reciente información sobre el movimiento del precio de las acciones en la Bolsa de Valores de Madrid.

Al cierre del viernes pasado, las acciones de Repsol se cotizaron en 18.81 euros por título en el mercado madrileño, 5.57 por ciento menos que el precio promedio pagado por Pemex cuando realizó la operación entre finales de agosto y principios de septiembre del año pasado.

Para obtener un paquete de unos 56.3 millones de acciones de la española Repsol-YPF, Pemex pagó alrededor de mil 122 millones 890 mil 400 euros, a un precio promedio por acción de 19.92 euros.

Sin embargo, al cierre del viernes pasado en la Bolsa de Valores de Madrid, las acciones de Repsol-YPF se cotizaron en 18.81 euros por título, lo que significa que el paquete de acciones de la petrolera española en manos de Pemex vale ahora mil 60 millones 319 mil 700 euros, mostrando una pérdida de valor de unos 62 millones 570 mil 700 euros.

Es importante recordar que Pemex contrató deuda por unos 600 millones de dólares para completar un monto total de mil 600 millones de dólares y aumentar así su participación en la petrolera española. La operación se realizó a través de una filial de Pemex con sede en Holanda, que no tiene empleados y que no puede ser auditada porque está fuera del territorio y al margen de las leyes mexicanas, ya que está sujeta a las leyes y tribunales españoles.

En octubre de 2011, en una entrevista con La Jornada, el director general de Pemex, Juan José Suárez Coppel, defendió la inversión realizada por Pemex: No es dinero tirado a la basura, no es inversión para ver qué nos da. Estamos invirtiendo en un activo líquido, que nos paga un dividendo que alcanza más que a cubrir el costo de la deuda, dijo.

Historia de un acuerdo severamente cuestionado

Pemex inició el 29 de agosto la compra de la participación adicional de 4.6 por ciento en la española Repsol-YPF, con lo que completó una tenencia accionaria total de aproximadamente 9.5 por ciento, según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Pemex y la constructora Sacyr Vallehermoso anunciaron el 29 de agosto de 2011, al cierre del mercado accionario de Madrid, un acuerdo de accionistas mediante el cual las dos sociedades unirán fuerzas en el directorio de Repsol-YPF con la intención de maximizar su representación en la firma, mejorar la gestión administrativa en el consejo de administración y promover el nombramiento de un primer ejecutivo.

Como parte de ese acuerdo, Pemex se comprometió a comprar en mercado acciones de Repsol-YPF para llegar a tener 9.5 por ciento de la firma. El 2 de septiembre, Pemex anunció que ya había comprado 4.62 por ciento adicional de Repsol-YPF que buscaba adquirir.

Así, junto con el acuerdo de voto sindicado con el socio mayoritario de Repsol, la constructora Sacyr Vallehermoso, la participación de ambas suma 29.8 por ciento, abajo del 30 por ciento que marca la ley como requisito para realizar una oferta pública accionaria (OPA).

Pemex informó ante el regulador bursátil español que había comprado 7.08 millones de títulos, a un precio promedio de 19.7 euros por título el 29 de agosto.

Se informa que la operación llevada a cabo por PMI Holdings, sociedad que mantiene vínculo estrecho con el consejero Pemex Internacional España, consistente en la adquisición de 7 millones 78 mil 781 acciones (...) entre el 29 de agosto y el 1 de septiembre en diversas operaciones realizadas a precios comprendidos entre 18.83 y 20.43 euros por acción, señala el documento.

Además, Pemex, a través de su filial PMI Holdings, adquirió el 2 de septiembre otras 18.59 millones de acciones, a un precio de 19.96 euros por título, y otros 30.7 millones de títulos, a un precio promedio de 19.96 euros por acción.

Con ello, se llegó a un precio promedio final para la compra del paquete adicional de 4.6 por ciento del capital social de Repsol de alrededor de 19.92 euros por título.

El acuerdo de Pemex y Repsol, severamente cuestionado por la discrecionalidad con la que se realizó sin la autorización del consejo de administración de la paraestatal, fue vigente sólo por unos meses después de la oposición dentro de Repsol para que Sacyr y Pemex se hicieran del control de la petrolera española, situación que se agravó con el vencimiento en diciembre del año pasado de deuda de la constructora que la obligó a deshacerse de una parte de su posición accionaria, que originalmente era de 20 por ciento y por lo consiguiente se disolvió la sociedad.

Con la adquisición de 97.81 por ciento de la petrolera argentina Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) en 1999, Repsol se ha transformado en la mayor empresa privada energética de España y Latinoamérica. Ha pasado de ser una compañía nacional a una multinacional, consolidándose como grupo energético integrado, líder en una región de alto potencial de crecimiento como es Latinoamérica. Es una compañía petrolera, química y gasista, que desarrolla actividades de exploración y producción, refinación, comercialización, química, gas y electricidad.