lunes, 2 de abril de 2012

Del ¡No mentirás! y los políticos... - Julio Ricardo Blanchet Cruz

Opiniones y Comentarios

Del ¡No mentirás! y los políticos...

Sin poder rechazar que la seguridad de los ciudadanos es de la absoluta y total responsabilidad de los Estados, que vienen siendo la representación de aquel hombre fuerte de antaño, alrededor de quien se asentaban aquellos que se sentían protegidos por él. Que así fue como se formaron los caseríos, las aldeas, las ciudades y finalmente las Naciones. Por lo que la inseguridad es un grave, muy grave fallo del Estado.

El buen comportamiento, la buena conducta de los ciudadanos, ha sido tradicionalmente responsabilidad de las igle$ias, de los religiosos, es decir, de aquellos personajes que generalmente dan buenos concejos, pero malos ejemplos; y que por consiguiente son los responsables de todo lo relacionado con la ética, y la moral del Pueblo…

Por lo que la culpa de la penosa situación en la que se encuentra nuestra Patria, debe ser compartida por todos las dos clases de delincuentes que nos han gobernado, tanto en el sentido jurídico, como en el sentido ético de la vida…

Pero como para colmo de males los dos bandos (bandas también cabría) el Estado y el clero, representado uno por el PRI y el otro por el PAN, se han vuelto a coludir en perjuicio de los más pobres mexicanos…

A quienes mediante la ignorancia esperan poder seguir manipulando y exprimiendo por los Siglos de los Siglos (aunque nada es eterno, solo las matemáticas y el arte lo son)…

De manera inaudita dice Calderón que deja un mejor México. Aunque al mismo tiempo reconoce que el narcotráfico pretende influir en las próximas elecciones. Solo que resulta que cuando él fue electo (bueno, ustedes entienden, amables lectores, lo que se pretende explicar con el arribo a la Presidencia) esas cosas no sucedían…

El asunto es que antaño los políticos eran los únicos que decidían lo que se iba a hacer; y entre ellos mismos se repartían todo el pastel. Pero ahora, según se desprende de las palabras del propio Lic. Calderón, ya no es así…

Hay quienes no siendo políticos, sí son ciudadanos y también quieren servir a la Patria, y por eso quieren poner a sus gallos en el palenque (ahijados, les llaman) o sea, a los candidatos para las próximas elecciones…

Para que de esa forma los negocios de la familia fluyan y prosperen. ¡Faltaba más! Todo mundo ve por sus intereses...

Pero regresemos con el No Mentirás que tanto pregonan como Mandamiento los religiosos, y que por lo visto el obi$po Aguiar Retes se lo pasa por al arco del triunfo. Pues el que como Presidente de la honorabilísima CEM (Conferencia del Estercolero Mexicano) declare que Benedictus no se reunió con las víctimas de la pederastia, porque “no hay ninguna denuncia, ni ninguna víctima que lo haya declarado”, es como para darnos una idea de la clase de individuos que se encargan de que sus seguidores vayan por el camino recto…

Cambiando de tema…

Mientras por un lado doña Josefina propone un Gobierno de coalición en el que estén representadas todas las fuerzas políticas; por otro lado se pronuncia por un una mejor educación “para que nuestros niños sí lean libros”. Y además agrega que ella no firma los compromisos porque cree en el valor de la palabra…

Lo que hasta el más ciego entiende que son dardos dirigidos a Peña Nieto. Prosiguiendo así con el juego de que hay desunión entre el PRI y el PAN, cuando la forma de gobernar es exactamente la misma…

Para terminar…

Si bien es cierto que la muerte generalmente extingue toda envidia, pero no el reconocimiento, el deceso de Miguel de la Madrid Hurtado, quien fuera el iniciador del neoliberalismo que tanto daño le ha causado a nuestro México, y por si fuera poco del escandaloso fraude del 88 que llevó a Los Pinos al nefasto Carlos Salinas de Gortari, no debiera ser motivo de esquías por parte de ningún mexicano que se precie de amar a la Patria…

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

jrbc@diariolibertad.org.mx