miércoles, 16 de diciembre de 2009

Investigación revela que el número de feminicidios ha crecido en el país

Adital -
El observatorio Nacional del Feminicidio (OCNF), entidad formada por 43 organizaciones en 17 estados de México, divulgó una nueva parte de las investigaciones que contiene el informe. "Una visión sobre el feminicidio en México en 2007, 2008 y 2009". Esta parte del informe analiza los casos de feminicidio entre los meses de Enero a junio de este año, mapea sus causas y reparte la responsabilidad de los casos entre el Estado y la sociedad.

Para entender las causas del feminicidio, es necesario saber lo que caracteriza a este delito. De acuerdo con el OCNF, son considerados feminicidios los asesinatos cometidos contra mujeres por su condición de tales. El crimen es caracterizado por la muerte violenta de las víctimas, que fueron discriminadas por ser mujeres, los que quiere decir que no todos los asesinatos de mujeres pueden ser considerados feminicidios. Cuando el factor género no es relevante para la muerte de la mujer, no hay feminicidio.

Según el informe mencionado del OCNF, el feminicidio continúa sucediendo porque existe la "permisividad del Estado, que no garantiza la vida y seguridad de las mujeres". Partiendo de esta compresión es necesario que se una desmitificación de que este crimen de género es "natural" y que sus motivaciones tienen relación solo con asuntos íntimos y particulares.

"El entendimiento político del feminicidio redimensiona la violencia contra las mujeres como un asunto público, que compete a la sociedad entera, donde el estado es el principal responsable del prevenir sancionar y erradicar la violencia para garantizar el derecho de las mujeres a la integridad física y a la vida" apunta el informe.

Desde 2007, año en que el observatorio inició sus investigaciones sobre feminicidio en México, con el objetivo de combatir este crimen y dar visibilidad al problema, hasta diciembre del 2006, fueron detectados 1221 homicidios dolosos contra mujeres y niñas.

Basado en datos recientes de la Procuraduría de Justicia, el informe apunta que apenas en el primer semestre del 2009 (enero a junio) 459 mujeres fueron asesinadas en 16 estados de México. Sólo en Chihuahua, Distrito Federal, Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Nuevo León, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tlaxcala y Yucatán suman 346 víctimas, cien más que el primer semestre del 2008, cuando fueron registrados 246 casos.

El perfil de las víctimas señala que la mayoría, el 23% de los casos, tenía ente 21 y 30 años; seguidas por las mujeres con edad entre 31 y 40 años, con un 18% y por último las comprendidas entre 11 y 20 años, constituyendo el 13% de los casos. Los datos comprueban que el 53% de las mujeres asesinadas tenían entre 11 y 40 años.

Las causas de las muertes no varían, solamente se alteran las formas que se dividen, entre el uso excesivo de la fuerza con 83 casos (18%), y disparos con arma de fuego, 82 casos (18%). En el 53 % de los casos las Procuradurías Estaduales se negaron a divulgar la causa. Otro dato que no sufrió alteración en los años investigados fue el referido a la autoría de los crímenes, la mayoría continua siendo cometidos por los maridos o compañeros de las víctimas.

La ocupación de las mujeres asesinadas tampoco varió, la mayoría, cerca del 16%, fueron amas de casa. El factor financiero todavía es unos de los principales motivos que genera la sumisión de las mujeres a sus compañeros de vida o maridos.

La falta de atención del Estado a todos estos casos de feminicidio ha dado como resultado unas pocas campañas de prevención y de combate; acciones que no consiguen erradicar el problema de forma efectiva. Para hacer frente a este crimen de manera concreta el informe propone como medida urgente, la tipificación del feminicidio como un nuevo delito penal en México.

"Pedimos que nuestro país cuente con mecanismos jurídicos integrales y diligentes que esclarezcan los homicidios dolosos de las mujeres. La tipificación del feminicidio, tanto en el ámbito estatal como en el federal, es necesaria para poder tener una debida investigación y sanción de los responsables", aclara el informe.

Con sus investigaciones, el Observatorio pretende unir una vasta documentación sobre el crimen de género, para comprender la situación de la problemática en todo México, conocer el estatus legal de los casos de asesinatos de las mujeres y contribuir con la creación de mecanismos eficaces para la justicia y la efectiva resolución de los casos.

Traducción: Ricardo Zúniga