martes, 22 de mayo de 2012

Peña defiende privilegios

Peña defiende privilegios


Peña defiende privilegios
Ciudad de México, mayo 22, 2012. – El priista Enrique Peña defiende que los sindicatos conserven el derecho al cobro automático de cuotas y sean consultados antes de aprobar cualquier reforma laboral.

De acuerdo con las contestaciones que dio a las "Preguntas cuyas respuestas podrían transformar a México", está dispuesto a defender los derechos de las organizaciones laborales, pero no a impulsar la transparencia en el manejo de sus finanzas.

El mexiquense entregó ayer sus respuestas a los planteamientos que difundió un grupo de 46 académicos, intelectuales y empresarios, en un desplegado el pasado 27 de marzo.

Su defensa hacia los privilegios sindicales quedó plasmada en por lo menos cuatro respuestas relacionadas con la rendición de cuentas, la educación, el empleo y el manejo de las organizaciones gremiales.

Por ejemplo, Peña niega la posibilidad de que la Auditoría Superior de la Federación o la Secretaría de Hacienda fiscalicen los recursos públicos entregados a los sindicatos.

"En cuanto a los sindicatos, estoy a favor de profundizar en su democratización, siendo respetuoso de la autonomía sindical. También estoy a favor de la transparencia y rendición de cuentas --hacia los agremiados-- del uso de recursos sindicales, que no son públicos", planteó el priista.

Al ser cuestionado sobre el papel de los sindicatos en el sector educativo, defendió el derecho de las organizaciones de retener las cuotas de manera automática.

"En cuanto a la retención automática de cuotas sindicales, ésta deberá continuar, toda vez que eliminarla acabaría por minar la capacidad de los sindicatos para defender a sus agremiados.

"Se debe mantener la retención automática de cuotas sindicales, ya que resuelve un problema de acción colectiva al permitir una recaudación eficaz de recursos que tienen un beneficio colectivo para sus agremiados", manifestó.

Ante las preguntas sobre la generación de empleos, Peña dijo estar a favor de la reforma laboral, pero adelantó que el proyecto debe pasar, primero, por las manos de los sindicatos.

"Estoy a favor de la reforma laboral propuesta por el PRI en el Congreso, sin embargo, ésta se tiene que aprobar con el consenso de los trabajadores", sentenció.

El aspirante también defendió la polémica "cláusula de exclusión", con la que se obliga a los trabajadores a permanecer en un sindicato.

"No apoyo la desaparición de la cláusula de exclusión sindical, ya que la fuerza de toda organización de trabajadores, así como sus derechos laborales se da en función de la unidad misma de sus agremiados y no de su fragmentación. Esto sería debilitar la fuerza de la unión de los trabajadores en favor de los patrones", aseveró.

Consideró, además, que deben mantenerse los sindicatos únicos en el sector público.

Por: Redacción. El Semanario Sin Límites