domingo, 15 de abril de 2012

Por algo ha de ser... - Julio Ricardo Blanchet Cruz

Opiniones y Comentarios

Por algo ha de ser...

El sentir popular en los EEUU, y parece ser que es la impresión que también se tiene en México, es que a los latinoamericanos les conviene que Obama gane las elecciones, ya que conservando la Presidencia será más fácil conseguir el tratado migratorio por el que se ha estado luchando desde hace tiempo y que haría realidad el flujo de trabajadores.

El problema radica en que allá, en los EEUU, en la nación del “Sueño americano”, en la primera potencia económica del mundo, no hay trabajo (los “indignados” son prueba de que la situación es mucho peor de lo que nos quieren hacer saber; a garrotazos los quitan)…

Por lo que pensar que quien quede de turno para atender los negocios de los que verdaderamente manejan el dinero, el negocio y el Gobierno, van a autorizar el tratado, es un tanto cuanto ingenuo…

Sobre todo si se toma en cuenta que cada vez son más los Estados de la Unión Americana que están adoptando Leyes más severas en contra de los migrantes ¡y de quienes los contraten!...

Por un lado, aunque legalmente contratando trabajadores más baratos la economía se reactivaría al tener los empresarios más utilidades, los “indignados” serían cada vez más y el problema solo se alteraría, se invertiría, pero seguiría latente…

Aunque, por otro lado, el problema de los migrantes ilegales AUTOMATICAMNTE se acabaría; y de la noche a la mañana los “polleros” dejarían de existir. Y los migrantes en tránsito hacia los EEUU dejarían de ser extorsionados (en el mejor de los casos) si no es que esclavizados, prostituidos o asesinados…

Y esos migrantes, ya legales, podrían enviar dinero a sus lugares de origen, y eso reactivaría su economía. Como sucede en nuestro México donde el flujo de divisas por ese concepto es significativo…

O como también sucede en Europa, donde los norafricanos ya no tienen que jugársela para encontrar trabajo en Europa. Aunque no tanto como en México, donde lo que sucede es como para escandalizarse. El que encuentren fosas con sesenta y tantos cuerpos da testimonio de lo que sucede; ¡y eso es lo que se sabe! …

Ahora bien, en el Viejo Continente ya comienzan a tener serios problemas de discriminación hacia los migrantes, y ese es otro aspecto digno de contemplarse antes de querer volcar a los latinos a favor de Obama…

Sobre todo cuando las simpatías vaticanas están con los rudos, con los fundamentalistas, o sea, con los republicanos (cuando menos mientras los demócratas no les lleguen bien al precio, porque en el Vaticano así se estila)…

El tratado migratorio es un asunto de dinero, no de Derechos Humanos; y siempre, desde los tiempos de Babilonia, ha sido así. La gente migra a las grandes ciudades en busca de una mejor calidad de vida; y hoy, paradoja, la mejor vida es la del campo…

Pero el caso es que el asunto de la migración está sujeto a las condiciones económicas. Y resulta que a los ricos les importan un bledo la corrupción y los crímenes contra los ilegales. Ya que si se legalizara (la migración) los crímenes contra los migrantes dejarían automáticamente de existir…

Pues igualititito es el asunto de las drogas. La cuestión no es de protección al pueblo por parte de los gobiernos; y menos les interesa su salud (permiten la venta de tabaco y comida chatarra; por no comentar la publicidad de las cerveceras. Porque si dicen que el vicio por las drogas empieza por la marihuana, el vicio del alcohol comienza por las “chelas”)…

La guerra contra el narcotráfico es un negocio en el que salen beneficiados los que venden armas y pertrechos a ambos bandos (y esos son los norteamericanos) la inseguridad favorece a las empresas privadas que venden protección; y por supuesto a los policías del Estado, cada vez más insoportables…

Si se legalizan las drogas se acaba AUTOMÁTICAMENTE con el narcotráfico y con los cárteles. Que fue lo que sucedió en los propios EEUU en la época de la prohibición; y se terminaría con la violencia, con las masacres que desata la guerra entre las pandillas que se dedican al trasiego y la venta, y que se disputan las plazas y las rutas…

Cabiendo preguntar: ¿Cómo puede ser que se entienda tan bien el problema de la migración y su solución; y no se entienda el problema de las drogas y su solución?...

Y la respuesta es: DINERO. “Poderoso caballero es don Dinero”, según las sabias palabras de quien fue Señor de la Torre de San Juan Abad y Caballero de la Orden de Santiago, don Francisco Gómez de Quevedo Villegas Santibáñez Cevallos. Más conocido como Francisco de Quevedo (1580-1645)…

Quien a pesar de ser uno de los más importantes literatos del Siglo de oro” español y haber escrito muchas narrativas, poesías y por supuesto poemas (Por cierto que lo del Siglo de oro nada tiene que ver con el oro que saquearon de nuestro México, y de Perú, y de etc, etc, etc, y lo mismo y sí) es universalmente conocido por su sentencia: “Poderoso caballero es don Dinero”…

Y si eso lo dicen los ricos, porque don Francisco de Quevedo fue hombre adinerado, por algo ha de ser…

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

jrbc@diariolibertad.org.mx