lunes, 23 de abril de 2012

Desde Nueva York - Rubén Cazalet


23/04/2012

Por: Rubén Cazalet


¿Por qué las naciones fracasan?
Lección obligada para los candidatos a la presidencia y cualquier puesto oficial


En días pasados salió a la venta el libro: Why Nations Fail; The Origins of Power, Prosperity and Poverty (Por qué las naciones fracasan; El origen del poder, prosperidad y pobreza.




Los candidatos por simple pudor deben leer éste texto, a ver si así, “los ilumina,” y los saca del oscurantismo que viven, que los ahuyente de la orgia del poder como única motivación, y se atrevan a hacer algo, de una vez por todas, por México; de otra manera que el pueblo los eche fuera de cualquier posición oficial, incluyendo al intocable presidente.

*Los autores hacen un acusioso análisis histórico de los acontecimientos socioeconómicos, geopolíticos, y las maneras para detentar el poder, el recorrido incluye al Egipto de los faraones hasta la revolucion del Nilo, el año pasado, en la plaza Tahir. Revisan porque Inglaterra es rica en comparación al Egipto de hoy, incluye el impacto sobre Europa de la revolución industrial en 1688 en la Gran Bretaña, el efecto de la revolución francesa en 1789 en las sociedades vecinas, la Rusia de Stalin, la prosperidad de Estados Unidos, la transformación de Brasil, el marasmo latinoamericano y la pobreza de África.

La contribución de la obra, abre el debate y desvela 4 ejes comunes que de su aplicación o no, hacen la diferencia entre la prosperidad y la pobreza. El libro es análisis comparativo quántico sin sugerir soluciones, se trata de una foto panorámica de los continentes, rica en detalles provenientes de archivos históricos, multi- experiencias del desarrollo de diversos países realizada con rigor científico, lenguaje llano (para que la entiendan, ¡hasta! los candidatos en México) y, al punto, a donde la objetividad les permite a los autores.

La conclusión a la que llegan es que para que una nación prospere debe contar con:

• Instituciones
• Ley y orden
• Sistema de salud
• Sistema educativo

De la interrelación de éstas depende que exista desarrollo o no.

Para muestra un botón:

Por qué Nogales Arizona es más próspera en relación con Nogales, la Heroica, en Sonora México. Lo único que separa la geografía común es la valla fronteriza, la historia de sus raíces es común (Previo a Santa Ana), la gastronomía, las tradiciones, los núcleos familiares y las condiciones climatológicas.

En Nogales Arizona el ingreso per cápita es de 30 mil dólares anuales (Mas bajo al nacional de 42 mil) la mayoría de los adolescentes acuden a la escuela y los adultos se han graduado hasta el equivalente a la preparatoria en México.

A pesar de las críticas de los pobladores cuentan con servicio de salud eficiente y la expectativa de vida cumple los estándares globales establecidos por la Organización Mundial de Salud. Los adultos mayores a 65 años tienen acceso a Medicare, el equivalente al Seguro Social.

El condado de Santa Fe en donde se ubica, cuenta con electricidad, telefonía, drenajes y agua potable, una vasta red de carreteras que une a las poblaciones y, con acceso a los caminos y autopistas federales.

Los pobladores se desplazan sin temor, acuden a sus trabajos, no temen que sus negocios sean expropiados, ni que la inseguridad ponga en riesgo sus hogares o las inversiones y fuentes de trabajo.

Lo anterior, los habitantes lo dan por sentado, inclusive, se quejan de ineficiencia, de burocracia gubernamental y ocasionalmente de algún caso de corrupción.

Al sur, en nuestro Nogales, el ingreso per cápita equivale a la tercera parte de los vecinos del norte. La mayoría de los adultos no terminó la educación secundaria y muchos jóvenes no asisten a la escuela.

Las madres viven afligidas por el alto índice de mortalidad infantil, la salud pública es ineficiente y la expectativa de vida menor a la de los vecinos.

La infraestructura es pobre, los caminos se encuentran en malas condiciones y la corrupción e ineptitud de las autoridades marca las actividades cotidianas. Invertir es un dolor de cabeza, riesgoso por la inseguridad, un vía crusis de permisos, sin descontar a las manos que hay que aceitar para lograr la apertura de algún negocio.

Por qué tal diferencia, el clima es el mismo, las infecciones y virus desconocen de limites territoriales, la geografía igual.

¿Acaso el retraso se debe a 70 años del priismo clientelar, corporativo? ¿Las reformas democráticas a partir del 2000 no terminan por llegar?

Es importante que los ciudadanos mexicanos se dejen de lamentar y continuar desesperanzados, los gobernantes deben acatar la voluntad de quienes los llevan al poder, no al contrario, hacen lo que bien les viene en gana olvidándose del electorado y el bien nacional.

¡Ya basta! Los ciudadanos deben hacer valer sus derechos, sino que los eche fuera de cualquier posición o contienda oficial, incluyendo al inútil presidente.

*(A los autores de ésta contundente obra, Daron Acemoglu y James Robinson, en el prefacio, 7 premios Nobel en economía dan cuenta de de su importancia, y sugieren que el hombre de hoy debe leerla para comprender los motivos que generan los extremos socioeconómicos entre los países.

Daron Acemoglu, turco norteamericano 1967, doctor en economía de la London School of Economics, colabora en, MIT, el Instituto Tecnológico de Massachusetts y su historial como investigador cuenta más de una veintena de reconocimientos y premios, incluido el John von Neumann de la universidad de Utrecht, en el centro de los Países Bajos.

James A. Robinson, británico, doctor en economía de la Universidad de Yale, catedrático en la Universidad de Harvard, como su colega Acemoglu, la lista de publicaciones y honores es larga, la mayoría de centros educativos, fundaciones, foros internacionales ampliamente reconocidos.)